Una nueva operación sospechosa de la editorial de Fontevecchia

101226_Documento
Después de haber sido “zafado” por el juez García Berro, Editorial Perfil volvió a concretar otra operación “extraña” con una empresa de Miami. La Unidad de Información Financiera sigue con atención la sinuosa ruta del dinero entre Diario Perfil SA y Editorial Perfil SA.

Por Daniel Olivera

Lavar dinero es el delito financiero global que más crece a lo largo y a lo ancho del planeta. La Argentina no es la excepción y la Unidad de Información Financiera creada para recibir y analizar los reportes de operaciones sospechosas emitidas por los bancos y las administraciones aduanera y fiscal, sigue teniendo en la mira a la Editorial Perfil.

¿Desde cuándo? Desde mediados de 2009, cuando una serie de reportes confidenciales (que en la jerga antilavado se los conoce como ROS) derivaron en una investigación que terminó con una presentación judicial de expediente 468/07 de la UIF. Eso ocurrió el 18 de junio de 2009 y esa investigación fue remitida a la Cámara Nacional de Apelaciones en los Penal Económico de la Capital Federal para su sorteo. El expediente recayó en el Juzgado Nacional en lo Penal Tributario nº 2, a cargo del juez Diego García Berro. La carátula: Editorial Perfil S.A. sobre infracción a la ley 24.769”. Esa norma es la que establece el delito de Lavado de Dinero.

¿Y qué determinó García Berro con las pruebas acumuladas por la UIF? Luego de un trámite expréss, el 4 de noviembre del año pasado el tribunal desechó la denuncia por inexistencia de delito y unos días más tarde –el 16 de noviembre- la causa fue archivada.

Para García Berro, Editorial Perfil no había incurrido en el delito de lavado de dinero, pese a todas las sospechas que despertaron en la UIF dos operaciones de Perfil. Estas fueron dos transferencias del exterior por un total de 650 mil dólares, ordenadas por Winterbotham Trust Co.Ltd. de Nassau, Bahamas, a través de su filial en Montevideo, Uruguay, como en su momento fuera anticipado – en exclusiva- por El Argentino.

Pero no fueron estas dos operaciones sospechosas las únicas que realizó Editorial Perfil en junio de 2009, según pudo establecer El Argentino. Así, el 4 de ese mes dos apoderados de la editorial que conduce Jorge Fontevecchia (Horacio Leone y Juan Manuel Cordón) autorizaron a la empresa Regions Bank, con sede en Miami, USA, a “debitar U$S 80.213,90, más los gastos que pudieran corresponder de la cuenta n° 9660298341 a nombre de Diario Perfil SA, y acreditar en la cuenta n° 9660298333 a nombre de Editorial Perfil SA”. (Ver facsímil)

Una operación “extraña” a los ojos de la UIF y tiene fuerte simetría con las otras dos que el juez García Berro ignoró en forma también sospechosamente rápida, según fuentes calificadas de la unidad que investiga y persigue en la Argentina (y con una fuerte conexión con el Grupo de Acción Financiera Internacional, GAFI, quien coordina la lucha contra el lavado de dinero en todo el mundo) cada una de las operaciones sospechadas.

En el caso del expediente 468/07 de la UIF que terminó en el despacho de García Berro, Editorial Perfil trató de “aclarar” la ruta del dinero con el fin de demostrar el origen de fondos correspondientes al autopréstamo otorgado. Así Perfil presentó un contrato con Lam News Agencies Ltd. De Bahamas. Este, según el contrato, está representada por Luis Angel Moretti, quien a su vez es director titular de Perfil.

Esta “extraña” ruta presentada por Editorial Perfil mostraba que a las 48 horas de la acreditación de los fondos en el Banco Provincia, Perfil libró dos cheques por 680 mil y 1.173.500 pesos a favor de Libros Perfil S.A.. Esta luego libró dos transferencias a favor de Editorial Perfil S.A., por 671 mil y 1.155.000 pesos.

Los impuestos pegados en concepto de créditos y débitos por estas operaciones fueron por un total de 55.423 pesos, mientras si hubieran hecho una operación directa sólo se hubiera abonado 11.269 pesos en tal concepto. Esta diferencia de más 44 mil pesos, abonados por la metodología empleada no mantiene un criterio comercial lógico, por lo que se sospecha fue para ocultar el origen real de fondos ingresados en Editorial Perfil, más atendiendo que no se ha establecido un negocio causal entre Perfil Publicaciones, Libros Perfil y Editorial Perfil, y considerando las características señaladas de la participación de Moretti y Lams News Agencies.

Las características de distintas operaciones –incluso algunas ajenas a las investigadas por este caso-, así como la falta de evidencia respecto del negocio que generara el circuito del dinero entre las partes, la posición e historial de las cuentas corrientes utilizadas, los domicilios comunes entre la originante y la receptora inicial de los fondos, la posición y capacidad funcional de Moretti dentro del directorio de la receptora de fondos y los antecedentes que vinculan a las generadoras de las operaciones con el Federal Bank y los vínculos de éste con el lavado de dinero del narcotráfico, generaron todas las sospechas que llevaron al pedido de una investigación judicial.

Pero pese a todas estas maniobras sospechosas, el Juzgado Nacional en lo Penal Tributario Nº 2 a cargo de García Berro, rápidamente archivó la denuncia por “inexistencia de delito”.

Tampoco García Berro tuvo en cuenta la existencia de otras dos causas –en juzgados distintos-, también referidas a Perfil fueron dejadas sin efecto. La 582/07, “Editorial Perfil s/infracción Ley 24.769”, fue declarada prescripta por el Juzgado Nacional en lo Penal Tributario Nº 3; en tanto que la causa 3542/05, “NNs/delito de acción pública”, tramitada ante el Juzgado Federal en los Criminal y Correccional Nº 11, secretaría 21, terminó archivada.

Sólo que hoy, a poco más de un año de ese trámite express que le permitió al juez García Berro zafar a la Editorial de Fontevecchia de una investigación que determinara la existencia de maniobras ilícitas, El Argentino vuelve a aportar pruebas respecto a más maniobras sospechosas entre la Editorial y una empresa financiera de los Estados Unidos. Y de esta manera, se reabre el interrogante en la Unidad de Información Financiera respecto de las operaciones de Perfil, al tiempo que desde ese organismo se sigue con atención los pasos de García Berro.

O sea, juez y la editorial de Fontevecchia son seguidos con atención. Hasta nuevo aviso.

www.elargentino.com - 261210